lunes, 26 de mayo de 2014

¿Qué son las Artes Marciales?

Las palabras Artes Marciales cuyo significado son Artes Guerreras o Artes Castrenses, se podrían aplicar a cualquier país que practique una disciplina de combate autóctona y ancestral con características guerreras, pero algunas de estas Artes Marciales tienen un origen arcaico conservando su nombre de pila y su tradición, y otras son de reciente constitución y cambiante denominación

El ejemplo lo podemos centrar en estas tres disciplinas, Krav Magá, Taekwondo y Kárate, aunque en los últimos tiempos han proliferado gran cantidad de ellas.


El KRAV MAGÁ, se constituyó a raíz de la independencia del Estado de Israel allá por el año 1948, anteriormente no tenía un nombre bien definido, constituyendo una fusión de boxeo, jiu jitsu y goshin o defensa personal, sin llegar a un nombre que definiera esta modalidad.

El TAEKWONDO, en principio se definía en Occidente como Kárate Koreano el cual se ramificaba en diferentes estilos que proliferaban por todo el país. En 1955 estos diferentes estilos se asociaron para crear un único nombre que los identificara como uno solo, en 1957 se le pone definitivamente el nombre de Taekwondo y en 1961 se funda la Asociación Koreana de Taekwondo y como presidente, el teniente del ejercito Choi Hong Hi.

El KARATE, como tal, se tienen datos fotos y escritos del maestro Anko Itosu  1850 y de años anteriores a el, en los cuales se trabajaba el “Camino de las manos vacías” o sea el Kárate do. No obstante el maestro Funakoshi Gichin lo difundió oficialmente a primeros de 1916, lo que llegó a denominarse Kárate Moderno.

Está claro que no quiero extenderme en la historia de estas tres modalidades porque sería arduo y cansado, pero sí quiero dejar constancia de lo que transmite de tradicional cada una de ellas.

Se habla muy alegremente de que tal o cual Arte Marcial se remonta a 2000 o 3000 años antes de Cristo, y esto bajo mi punto de vista es una barbaridad, ya que esas historias y años no se pueden constatar con total veracidad, por lo tanto hay que volver a la realidad, a lo palpable.

No es mi intención herir la sensibilidad de nadie, pero nunca nadie me podrá quitar los 40 años de experiencia en la práctica de un Arte Marcial, ni la opinión que pueda tener sobre una cosa u otra.

¿Porqué derramo estas opiniones y estos datos?, simplemente porque observo como algunas llamadas Artes Marciales (algunas sucedáneas descafeinadas), discurren cada vez más por el camino de las competiciones y los intereses económicos, sin tener en cuenta lo tradicional  y los valores intrínsecos de las Artes Marciales. Por ejemplo, el Taekwondo está dedicado casi exclusivamente a la competición y su propaganda está basada en que es deporte olímpico. Yo personalmente no estoy por la competición ni porque el Kárate sea deporte olímpico, eso será para aquellos que tengan alguna ilusión o intereses por estos menesteres, sin embargo es curioso que el Taekwondo sea olímpico y últimamente se le de tanta difusión, cuando en España tiene 34.300 licencias federativas y el Kárate no es olímpico teniendo casi el doble de licencias 61.395.

No hay comentarios:

Publicar un comentario